Fecha: 2018-03-26 05:29:46


Cárcel

Hay mucha más mujeres que quieren trabajar en la cárcel


26 DE MARZO 2018 - 00:00 El Servicio Penitenciario abre hoy la inscripción para aspirantes a cadetes. Desde el viernes, hubo personas que acamparon para obtener un turno para anotarse.

Un botón de muestra de la brecha en las posibilidades de acceso al trabajo formal entre varones y mujeres aparece con gran claridad es la última convocatoria del Servicio Penitenciario de Salta para cubrir cargos en las unidades carcelarias de la provincia. Si bien hay menos cupos para personal femenino en la institución, en proporción lógica a la cantidad de reclusas a cuidar, lo que llama la atención es que todos los años son muchas más las mujeres que se anotan para cubrir los cargos que los inscriptos del sexo opuesto.

Cada cinco inscripciones para los puestos penitenciarios, solo una corresponde a un varón.

La falta de oportunidades de empleo en blanco, hace que el Servicio Penitenciario o la Policía sean alternativas buscadas por salteñas con estudios secundarios quienes necesitan de una salida laboral medianamente rápida y segura y, sobre todo, con obra social.

La cobertura médica resulta fundamental, ya que la mayoría de las que inician la carrera son madres, según comentaron a El Tribuno desde la Escuela de Cadetes Penitenciarios. En ese punto también se observa uno de los estereotipos de género: el mandato machista de que las mujeres deben hacerse responsables, casi con exclusividad, de sus hijos.

Hoy comienza la inscripción para el Servicio Penitenciario y desde el viernes pasado decenas de interesados, en su mayoría mujeres, habían instalado carpas en la avenida Juan Domingo Perón al 600 del barrio Santa Ana para obtener un turno para anotarse. Ayer a la mañana, desde la institución tomaron la atinada medida de repartir números a los "campistas" para que en esta jornada se presenten de acuerdo a un horario asignado y puedan volver a sus hogares.

Se entregaron 300 números, de los cuales 59 fueron para aspirantes varones, según contó el sargento ayudante Juan Carlos López. Las inscripciones continuarán hasta el 6 de abril y se pueden extender, si es que no se cumple con la anotación de al menos 300 fichas de inscriptos masculinos. Luego, tras pruebas teóricas, físicas y psicológicas, solo 100 varones y 50 mujeres podrán hacer el curso para entrar a la fuerza.

Fuente: El Tribuno Salta