Fecha: 2018-03-22 06:08:10


Alto La Sierra

Tomaron el colegio: acusan al director de "abrir la grieta"


22 DE MARZO 2018 - 00:00 Los wichis se sienten discriminados por la autoridad del secundario de Alto La Sierra, a quien acusan de discriminar y favorecer a los criollos. Piden su remoción.

En el norte la vida late a un ritmo agitado y doloroso. La pobreza, la distancia, las inclemencias del tiempo ubican, sobre todo a las populosas comunidades originarias, en la contracara de la fortuna. Aunque quisiéramos pregonar buenas noticias que emerjan del Chaco salteño, la realidad cachetea con crudeza y desde esa caldera solo surgen malas nuevas. Esta vez, en Alto La Sierra, Santa Victoria Este, representantes de las comunidades wichis tomaron el colegio secundario 5153 para pedir que cambien al director, de quien dicen crea grietas con su trato discriminador entre wichis y criollos. También en el Chaco salteño, pero en Dragones, la comunidad se movilizó para exigir a las autoridades municipales de Embarcación y del Ministerio de Educación que habiliten de una vez el colegio secundario que construyen desde hace 7 años y que por permanecer cerrado obligan a los estudiantes de primaria y secundaria de Dragones a convivir en un precario establecimiento, prácticamente hacinados, desde hace 24 años.

Al ser consultada sobre estos casos, la ministra de Educación, Analía Berruezo, al tanto de ambos, dijo: "En el caso de Alto La Sierra, son cuatro caciques que piden la remoción del director del colegio secundario, pero es muy complicado hacer eso sin tener una denuncia que amerite su desplazamiento. Tengo un informe extensísimo del colegio y del director que está ahí desde 2004 y no hay motivos aparentes para sacarlo del cargo, no podemos responder a caprichos en estos temas, hay que profundizar y en estos momentos está la supervisora de la zona trabajando en el colegio con la comunidad".

Del problema de Dragones, Berruezo explicó: "Entendemos el fastidio de los padres, realmente están mal en ese edificio tantos chicos, así que mañana (por hoy) viajará la arquitecta Carolina Martínez para ver qué falta para que ese edificio se abra de una vez para el secundario. Ya se crearon los cargos de dos preceptores, que era otro de los pedidos, para ir dando soluciones y que no se corte el dictado de clases. Cuando desocupen los chicos del secundario las aulas de la primaria, donde estudian ahora, vamos a hacer refacciones en esa escuela también".

Julio Díaz, presidente de la comunidad wichi de Alto La Sierra, estuvo ayer gestionando en el Ministerio de Educación soluciones para los problemas que ellos advierten en el colegio 5153. "El colegio fue tomado porque el profesor Hugo Alejandro Cueto hace varios años discrimina a los chicos wichis, hace gran diferencia con los alumnos criollos. Hemos luchado mucho para que la educación llegue a nuestra comunidad, sabemos de la importancia de la educación en el progreso, en la contención de nuestros hijos, y nunca hemos discriminado a los criollos, sino que también hemos luchado por ellos, para que se integren y se eduquen juntos". Otro cacique, Asencio Pérez, agregó: "En Alto La Sierra hay escuela gracias a nuestra lucha y no podemos permitir que venga Cueto a mandar y sepa rar a los wichis de los criollos".

Estudiar en la precariedad en Dragones

Oscar Luis Maté, comerciante de Dragones y padre de chicos que asisten a la escuela de la localidad perteneciente al municipio de Embarcación, contó: “Hay mucha gente movilizada acá. Los padres están protestando en la escuela primaria, que está destruida, porque le presta 4 aulas, el patio y un salón en dos turnos a 500 chicos de la secundaria que no tienen edificio propio, aunque hace 7 años se está construyendo el secundario y no lo inauguran nunca. Los chicos se sientan en cajas, los baños son un desastre, las puertas están rotas, hay una losa que peligra de caer porque se le quebró un árbol encima, toman el té sentados en el suelo, falta personal, y hace 24 años que estudian tan precariamente que no sé cómo pueden aprender algo, tanto la primaria como la secundaria agrotécnica”. 
Maté agregó: “No soportamos más la situación, los chicos no quieren ir a un lugar tan feo, con sillas rotas, sin patas, sin asientos. La directora de la primaria hace lo que puede, porque tiene que dar lugar en su escuela a la secundaria, hace que les sirvan el té a los chicos de la secundaria. Claro que el té se hace en una olla al fuego bajo un árbol porque no tienen cocina, en pleno siglo XXI. El intendente Llaya, de Embarcación, está hace 20 años y nunca hizo nada por tantos estudiantes de Dragones”. 

Fuente: El Tribuno Salta